Hace aproximadamente 8.000 años comenzó en América un período equivalente al Neolítico europeo, al que también se conoce como período de formación, donde comenzaron a practicar el cultivo de la tierra y la cría de animales, sobre todo en dos zonas: Mesoamérica (centro y sur de México y norte de América Central) y los Andes centrales.
El cultivo comprendió calabazas, ajíes, maíz, papa, batata, mandioca, porotos, maníes, tomates, quinoa, cacao y algodón. Así comenzó la vida sedentaria, y surgieron las aldeas.

Los pobladores crearon técnicas de cultivo admirables, desafiando las adversidades naturales, creando una incipiente forma de desarrollo sustentable. Así, podemos reconocer las siguientes técnicas de cultivo, cuyo esplendor fue alcanzado durante una fecha más tardía: el cultivo de roza, practicado en Mesoamérica, consistía en incendiar, previa tala, árboles en bosques y selvas, biomas característicos del lugar, para obtener claros, donde poder cultivar. La ceniza de estos árboles calcinados servía de abono, utilizando canales para transportar el agua de riego.La técnica de chinampas se usó en los lagos del Valle de México. Consistían en balsas fabricadas con cañas forradas con la tierra fértil que extraían del fondo de los lagos, atadas a los árboles, o fijadas al fondo de los lagos con plantas, donde realizaban el cultivo, el que obviamente nunca carecía de humedad.

En las zonas andinas, secas y montañosas, los incas se practicaron el cultivo en terrazas, haciendo escalones en las laderas de las montañas, que se rellenaban con guano (excremento de animales) como abono, y aprovechando los riachos que bajaban por la zona.
No se usaron animales de tiro ni ruedas. Por lo tanto no se fabricaron carros ni arados. Roturaban la tierra con un arado de pie, que era una especie de pala, que accionaban con las manos, con los pies y con su propia fuerza.
En el este de Estados Unidos recién se inicia esta etapa de formación, en el año 500 a.C., con una agricultura incipiente.

 

 
 
 
Holoceno, tras la última glaciación. En primer lugar afecta a la zona conocida como creciente fértil del Medio Oriente , una amplia zona que comprende desde el noreste de África (Valle del Nilo, en Egipto) hasta el oeste de Asia (zona de Mesopotamia entre los ríos Tigris y Éufrates ). Algo más tarde se produjeron cambios similares en la India (ríos Indo y Ganges ) y en el Extremo Oriente (ríos Huang Ho y Yangtze en China). La difusión por el resto del Viejo Mundo (Europa,Asia y África ) se produce por difusiónfocos , aunque en algunas zonas se produce localmente la domesticación de animales o plantas autóctonas. De forma autónoma se produce la revolución neolítica en América, con los focos mesoamericanos y andino. La difusión de la agricultura y la ganadería por Oceanía en algunos casos es simultánea a la ocupación humana (las migraciones de las islas del Pacifico eran tanto de los grupos humanos como de sus cultivos y ganado) y en otros los usos del suelo continuaron siendo muy arcaicos hasta la llegada de los europeos (aborígenes australianos, en su mayoría cazadores-recolectores, cuya ocupación del continente es muy antigua, quizá desde hace 40.000 años). de estos primeros

Economía neolítica

Marcados por la desaparición de las sociedades de cazadores-recolectores, para aparecer un nuevo tipo de sociedad, que era productora de sus alimentos. Desaparecen las sociedades predadoras de la naturaleza, las que toman lo que ésta les ofrece, en forma de caza, pesca o recolección, sin ofrecer nada a cambio, y aparecen las sociedades productoras de alimentos, esencialmente de ganaderos y agricultores.

De esta forma el cambio vendría propiciado por la aparición de la ganadería y la agricultura, o sea de las sociedades productivas.

 

La vida en el Neolítico

El cambio climático provoca una lenta conversión de la economía de subsistencia, basada en la caza, hacia una economía más estable de base ganadera y apoyada en los cultivos. Se aprecia que el hombre deja las montañas para desplazarse hacia los llanos en persecución de sus presas de caza. El hombre vuelve a las cuevas aunque en algunos puntos pudo conservar la utilización de chozas en las cercanías de ríos.

El desarrollo de la ganadería da lugar a la trashumancia y a los contactos relativamente frecuentes con gentes de otras tierras, existiendo una mayor intercomunicación entre las diversas tribus. Para las hachas y otros instrumentos se utiliza la piedra pulida y los útiles y algunas herramientas se fabrican frecuentemente con hueso. Aparecen también útiles de obsidiana .

Con las sociedades productivas aparecen sociedades de organización más compleja por que aparece el excedente, la división social del trabajo y la propiedad privada.LaCantidad de producción sobrante. Es el inicio de la riqueza, cuanto más excedente más rico. Aparece con la producción pero no se consolida hasta mediados o finales del Neolítico: los instrumentos de cultivo son más perfectos, se abona, se riega,… Esto produce cosechas más abundantes que dan lugar al excedente.El excedente sólo tiene consecuencias cuando se consolida: permite la divisiónsocial del trabajo.

 

División del trabajo: En una sociedad la gente se diferencia por su trabajo. En el Paleolítico todos cazaban = todos iguales. Al principio del Neolítico todos son agricultores = todos iguales. Cuando aparece el excedente consolidado no se dedican todos a la agricultura ni a la ganadería, se necesitan productos que ninguna de estas dos cosas producen.

Con el excedente se puede alimentar a otras personas que se dediquen a fabricar instrumentos, tejidos, cerámica, empieza la artesanía. El artesano le cambia sus productos al agricultor por el excedente.

La división social del trabajo está permitida por el intercambio de excedentes = primer tipo de comercio = comercio por trueque.

 

 

 

La propiedad privada: En el Paleolítico no existía. Con la aparición de la agricultura empieza a aparecer. Para convertir una zona salvaje (improductiva) en productiva se requiere mucho trabajo.

La gente sólo está dispuesta a hacer este trabajo si tiene la seguridad de que la tierra será suya = aparición de la propiedad privada.

 

Con el trueque, el excedente y la propiedad privada aparece la desigualdad social y la riqueza, que en la Edad de los Metales provoca la aparición de las clases sociales.

 

 

Creencias religiosas

Durante el Paleolítico el hombre creyó en la influencia del espíritu del animal en la vida del hombre = totemista. Estas creencias se dan porque el hombre es cazador y vive de la caza. Tienen creencias animistas (pinturas rupestres) el animal es el ser sagrado.

En el Neolítico aparece la cultura de los hombres agricultores que viven de la tierra (cosechas).

Adoran la fertilidad de la tierra,“Diosa-Madre” = diosa de la fertilidad de la tierra, también representa el ciclo del vegetal (muere y reaparece la tierra es improductiva en invierno y después es productiva). Los hombres de finales del Neolítico adoran a la naturaleza: tierra, sol, agua, ríos, montañas, mares, son dioses en las primeras civilizaciones, es decir las religiones son animistas.

Anuncios