La narración es un discurso (un texto o expresión oral o escrita) que cuenta, o narra un suceso: es decir, que presenta una secuencia de eventos (ficticios o verdaderos): La acción o los eventos del texto.

Elementos de la narración: exposición, desarrollo, suspenso, punto decisivo, climax y el desenlace.

1. La exposición o planteamiento del asunto. Son los datos necesarios para entender la acción de la obra; por ejemplo, la descripción del ambiente, una explicación de la circunstancia inicial, las relaciones entre los personajes, el tiempo y el lugar. Establece los hechos en que se basa la acción; presenta el enfoque (the focus) o el tema (tópico, problema, conflicto, etc.), y presenta al protagonista.

2. El desarrollo (La complicación / la explicación / el enredo ). Representa la introducción del asunto mismo de la obra, es decir, las acciones de los personajes y sus motivos. Se presenta la acción principal y las tensiones que la rodean; se explican los hechos por medio de los comentarios del narrador y del diálogo.

3. El suspenso. Se manifiesta en la tensión dramática y es una especie de anticipación de lo que va a pasar.

4. El punto decisivo (turning point). Puede ser una acción, una decisión o la revelación de algo que cambia la dirección de la obra.

5. El climax (punto culminante). Es el momento culminante, el resultado del punto decisivo

6. El desenlace ( la resolución / la conclusión). presenta la resolución de las tensiones / sugiere una moraleja o mensaje temático / apunta a una interpretación general o universal del caso específico que se presenta en la narración.

Una obra narrativa puede tener un final cerrado o un final abierto.

A. El argumento o la historia (story/story line): en una obra narrativa el término se refiere a la narración de los acontecimientos según el orden en que ocurren. La historia puede ser sencilla y común (muchacho conoce a muchacha; muchacho “consigue” a muchacha), o puede ser complicada y original.

El autor siempre estructura los acontecimientos o sucesos:

1. Cronológicamente: se narran los sucesos en el orden lógico temporal, en línea recta, de comienzo a fin.

2. A base de “flashback” (la vuelta a un tiempo anterior). A veces el narrador va y viene mucho en el tiempo y la estructura narrativa resulta fragmentada, totalmente desordenada en cuanto al orden temporal.

B. El suspenso se manifiesta en la tensión dramática. Con el suspenso, el escritor intenta crear una tensión dramática para mantener el interés del lector. Es una especie de “misterio” que produce la estructura de la acción y la selección de detalles: lo que el narrador nos dice y lo que no nos dice.

El estilo y el lenguaje son otras maneras de crear el suspenso.

II. Punto de vista (perspectiva del narrador): ¿Quién habla? ¿el protagonista? ¿un personaje secundario? ¿un testigo u observador externo?

1. Tercera persona

Perspectiva (omnisciente o limitada) del observador. Puede saberlo todo, o puede saber sólo una parte de lo que pasa.

2. Primera persona

Perspectiva de participante o de testigo: puede observar lo que otros hacen, o puede

observar y participar como personaje. Puede ser un personaje principal o menor. Puede saber mucho o poco. Puede ser confiable (reliable) o desconfiable (no podemos “creer” lo que dice).

a) Un aspecto de este punto de vista se llama “la corriente de consciencia o monólogo interior.” Con esta técnica el narrador coloca al lector dentro de la mente de un personaje para permitir al lector “ver” la “vida interior” del personaje. En la narración esta manera de presentar información puede ayudar a caracterizar a los personajes, avanzar la acción, explicar la acción, establecer un ambiente o tono, crear suspenso, etc.

III. Caracterización (Personajes) . Los personajes pueden ser “llanos” (flat) o “redondos” (complete and rounded, “realistas”).

1. Un personaje “llano” es más bien la representación simbólica de un “tipo social,” y lo vemos como una figura de cartón (cardboard figure). No creemos mucho en él/ella. Buscamos lo que simboliza: e.g. don Lucas.

2. Un personaje “redondo” manifiesta una personalidad compleja: podemos psicoanalizar a esta “persona real.” Lo que hace, piensa, dice y siente parece realmente humano: e.g. Claudio. La narración puede revelar el carácter de un personaje por medio de: la acción (lo que él y los otros hacen); el diálogo (lo que él y los otros dicen); el “monólogo interior” (lo que piensa el personaje); la descripción (su aspecto físico y su medio ambiente [environment], que pueden revelar información acerca de su psicología), y hasta por medio del estilo y el lenguaje (el tipo de vocabulario que usa, la construcción de sus frases, la naturaleza directa o poética de su hablar, etc.).

IV. El estilo: es el conjunto de rasgos que caracterizan a un género, a una obra, a un escritor o a una época.

Cuando decimos de una obra, por ejemplo, que << su estilo epico es muy acusado>>, utilizamos la palabra estilo para referirnos al conjunto de rasgos formales e internos que dan carácter al género épico, frente al lírico o el dramático. Si hablamos del estilo del Lazarillo de Tormes aludimos a sus notas distintivas, formales e ideológicas, de la gran novela, dentro de la prosa narrativa del siglo XVI o dentro de la novela picaresca.

Si nos referimos al estilo de Jorge Luis Borges, nos referimos al conjunto de rasgos que distinguen al ilustre escritor bonarense del resto de los escritores de su época. De este modo cada escritor tiene su propio estilo, su propia forma de comunicarse y de hacer llegar su mensaje literario al lector. Así al utilizar:

A. El tiempo verbal

El autor escoge utilizar el tiempo verbal presente o pasado o una combinación de tiempos verbales para sugerir cierto tono o ritmo.

B. El lenguaje

El vocabulario que usa el narrador produce un efecto emocional sobre el lector y también ayuda a comunicar el tema: el lenguaje puede ser “llano” (Straightforward and everyday), o puede ser “poético” (lleno de metáforas y símiles y otras imágenes y figuras; es un lenguaje ambiguo e indirecto). El lenguaje también puede ser muy “oficial” y “formal,” Con expresiones legales, vocabulario “sofisticado” y sintaxis (estructura de oraciones) pesada y “artificial.”

Todo esto tiene su efecto sobre el tono, la caracterizacion y el tema.

El mejor estilo depende mucho de la oralidad: expresiones y vocabulario muy naturales, tal como la gente habla. Un buen estilo utiliza verbos y adjetivos y sustantivos activos y dinámicos, un vocabulario “expresivo”. El autor escoge sus palabras con cuidado, eligiendo las que digan más, las que sean más concretas, las que más ayuden al lector a visualizar lo que se dice.

V. Descrición / Tono

A. La descripción. Sirve para crear el marco escénico (setting): tiempo y lugar.

Aquí no pasa nada. Aquí el narrador “pone la escena.” Establece el lugar (el espacio físico y temporal) donde tiene lugar la acción, y describe física y psíquicamente a los PERSONAJES. La descripción puede ser decoración: para establecer el tono, el ambiente

o puede ser más funcional, e incluir información esencialpara comprender la acción. B. El Tono

La combinación del estilo y la descripción y el lenguaje produce ciertos efectos sobre el ánimo del lector: establece un medio emotivo. El tono puede ser melancólico o alegre, oscuro o misterioso; puede sugerir el terror o la inocencia, un sentido histórico, etc., etc. El TONO es la actitud que adopta el narrador ante los asuntos textuales, es decir, ante lo que está narrando, ante lo que el autor quiere comunicar.

EL DISCURSO

El discurso representa la expresión misma de esa historia, o sea, el conjunto de elementos linguísticos y formales que la constituyen. En terminos generales, el lenguaje narrativo comprende las partes siguientes: la descripción, el diálogo, la narración, el comentario del narrador, la organización y presentación de la materia, la creación del ambiente y el tono.

1. La descripción. Sirve para crear el marco escénico (setting): tiempo y lugar.

2. El diálogo. Refleja la interacción verbal entre los personajes, mientras que el narrador omnisciente puede presentar los pensamientos de estos, a veces en forma de monólogo interior (stream of consciousness).

3. La narración. Presenta la acción o los eventos del texto.

4. Los comentarios del narrador. Ofrecen datos —y muy a menudo, juicios—sobre la situación narrativa o sobre los otros personajes.

5. La organización y presentación de la materia. Es la forma en que el autor ha organizado los elementos que componen la obra.

6. La creación del ambiente. Es la manera cómo usa el autor los elementos de la obra para producir efectos emotivos y cómo el lector reacciona ante dichos elementos.

7. El tono. Es la actitud que adopta el narrador ante los asuntos textuales, es decir ante lo que está narrando.

Todas estas partes del discurso, denominadas funciones discursivas, contribuyen, a la vez, a la presentación de los personajes literarios. Generalmente un personaje puede ser descrito por el narrador o por otro personaje. Sin embargo, hay que tener presente que las descripciones pueden ser acertadas o no; por eso hay que fijarse en el tono de las mismas.

El diálogo también es importante para conocer a los personajes porque por medio de sus propias palabras a veces podemos descubrir sus pensamientos. A pesar de todo no se puede juzgar a un personaje sólo por sus acciones. La interacción de un personaje con los demás y con su medio puede ser reveladora y debe analizarse detenidamente.

Narrar quiere decir contar o relatar hechos y acontecimientos, reales o ficticios, que ocurren en un tiempo y en un espacio determinados por el narrador. El arte de narrar tiene una larga historia.

En España los trovadores o << juglares>> medievales narraban la vida y las hazañas de los grandes héroes nacionales. El más famoso ejemplo es el Cantar de Mío Cid (1140), compuesto en versos rimados. Las primeras narraciones épicas fueron orales porque la rima es fácil de recordar. Los géneros narrativos incluyen la anécdota, la fábula (en verso y en prosa), el cuento, la novela, la historia o crónica y la biografía.

acción es la esencia de la narración. El n. cuenta –gralmente en orden cronológicolo que pasa, sin muchos detalles descriptivos, y de una manera animada y entretenida. Las virtudes, flaquezas, ambiciones y cualidades de los personajes se descubren a través de El estilo narrativo es la acción. Éstos se mueven en un determinado ambiente que puede caracterizado por los ser histórico, contemporáneo, urbano o rústico, exótico o mundano; siguientes elementos y en un determinado tiempo que puede ser el presente o el pasado. Una buena narración reúne todos estos elementos necesarios para crear una obra original, llena de dinamismo, interés y personajes que cobran vida propia.

La función de la narración es entretener, aunque una narración también puede informar e instruir. La descripción es mínima y sirve para aclarar la acción. El diálogo sirve para expresar los pensamientos y sentimientos de los personajes y para interrumpir los largos relatos (trozos narrativos que podían cansar al lector.

LA ORDENACIÓN DE LOS ACONTECIMIENTOS EN UN RELATO

Generalmente en los relatos la acción es presentada en orden cronológico. El narrador comienza con un incidente –una causa– que por lo general provoca otros, cuyas consecuencias casi siempre se complican hasta llegar al desenlace, o sea, a su resolución. A veces el autor rompe este orden cronológico por medio de la técnica del <<flashback>> (narración retrospectiva).

La estructura de una narración consta de :

1. La exposición. El narrador presenta a los personajes, define el ambiente y comienza la acción.

2. El desarrollo. Los temas y el asunto son desarrollados.

3. Desenlace. Los conflictos son resueltos.

EL MOVIMIENTO EN LA NARRACIÓN

Una narración cuya prosa es animada, con pocos detalles y oraciones breves, da la impresión de ser rápida mientras que una narración cargada de detalles, con oraciones largas, es lenta. El narrador escoge el ritmo que desea para su relato. El movimiento de una narración es estimulado también por las expresiones adverbiales de tiempo, como, por ejemplo, anoche, ayer, más tarde, a menudo. A veces el tiempo es definido con más precisión: a las tres de la tarde, a medianoche, la campana tocó la una , etc.

Anuncios